Profesora del municipio de Yauhquemehcan exige su reinstalación tras ser despedida sin justificación desde 2012

La docente Magdalena Piscil Baelón inició este martes una huelga de hambre frente a Palacio de Gobierno para exigir a la Unidad de Servicios Educativos de Tlaxcala (USET) que proceda a su reinstalación en el servicio como lo resolvió la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCA) desde el año 2016.

Desde las mañana, la profesora se apostó en una de las jardineras que se encuentran en el zócalo capitalino, donde también colocó cartulinas en las que pide la intervención del gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez para que la USET proceda a su reinstalación como profesora en la primaria de Tlacualoyan, municipio de Yauhquemehcan.

En entrevista, Piscil Baleón refirió que el 13 de julio de 2012 fue suspendida de manera injustificada de sus funciones docentes que desarrollaba en dicho plantel, pues debió que ausentarse por problemas en su salud. Su separación del cargo se concretó a pesar de que presentó la incapacidad correspondiente a las autoridades.

Por ese motivo, presentó una demanda laboral por despido injustificado ante la JLCA, la cual, tras revisar el caso, resolvió la reubicación de la docente, además del pago de los salarios caídos y prestaciones laborales que dejó de percibir la afectada desde el día de su despido.

De acuerdo con Piscil Baleón, la USET la despidió con el argumento de que el oficio de incapacidad que presentó a las autoridades era falso, pero en el desahogo de las pruebas se demostró que eran legales, por lo que las autoridades educativas deben proceder a su recontratación en el servicio docente.

Refirió que ya son tres ocasiones –desde 2016 a la fecha– que la JLCA ordena a la dependencia a cumplir con el resolutivo que emitió a favor de la docente, pero en todas las ocasiones las autoridades han puesto una serie de argumentos, entre ellos que la dirección de la escuela donde tendría que ser reinstalada estaba equivocada.

De hecho, la profesora que tiene 29 años de servicio y es originaria de Santa Apolonia Teacalco, reveló que un representante de la Dirección de Relaciones Laborales de la USET, de nombre Edgar Alejandro Martínez Rojas, le dijo que: “llevaba órdenes de su jefe de no reinstalarme, con el pretexto de que la dirección de la escuela estaba mal”.

Hace dos años me mandaron traer para negociar, pero yo les dije que con mi salario no se negocia, tengo 29 años de servicio, y no es justa la situación, observó Piscil Baleón, quien indicó que la última fecha que fijó la JLCA para su reinstalación fue el pasado 8 de enero, pero la USET volvió a incumplir el mandato legal.

Por ese motivo fue que decidió iniciar la huelga de hambre, la cual mantendrá hasta que tenga una respuesta a su favor. Dijo estar dispuesta a negociar con las autoridades su jubilación, pero “que me paguen salarios caídos y que me resuelvan”, pues informó que una ocasión le ofrecieron solamente 90 mil pesos, “ni siquiera lo de los aguinaldos”.

Read 28 times
Login to post comments
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…