Diplomados

Educación Contracorriente - Diplomados en Línea Competencias docentes para el trabajo en Telesecundarias

Revista Caja Negra

 

Foros

Foro Latinoamericano de Interculturalidad, Migración y Vida Escolar
Educación

Procesos interculturales y gestión educativa en la educación preescolar indígena de Guerrero

Resumen

En Guerrero, hemos empezado un proceso de formación con las educadoras y los educadores de Educación Preescolar Indígena, a partir de la problematización de los ejes centrales de la llamada Reforma Integral de la Educación Básica y las formas de gestión del conocimiento y de administración que existen en las escuelas, ponderando el papel que juegan en este proceso, las y losJefes de Sector, Supervisores y los Asesores Técnicos Pedagógicos (ATP's), particularmente, el desempeño de estos últimos y su incidencia en el mejoramiento de la calidad del servicio que se ofrece en la región: su vinculación con las escuelas, los proyectos y programas que desarrollan, y los resultados que logran las escuelas conforme a los parámetros de evaluación que se exigen en cuanto a la calidad educativa.

Procesos interculturales y gestión educativa en la educación Preescolar indígena del Estado de Guerrero.

 

Los maestros, han señalado con frecuencia, la distancia que separa lo que se plantea en los programas educativos con la práctica docente, como la causa fundamental del rezago educativo. En ese sentido, la brecha que separa a la teoría pedagógica de la práctica docente, no puede ser desdeñada, en tanto que sus efectos son negativos tanto para la teoría como para la práctica. Para una teoría pedagógica ciega, la práctica docente se vuelve invisible. Se Necesita, entonces, hacer una reflexión sobre la educación que se ofrece en las comunidades indígenas desde una perspectiva intercultural, y pensar la escuela más allá de los marcos ortodoxos que le impone la pedagogía tradicional.

En esa perspectiva, las reformas educativas y los cambios de programas y planes de estudio tienen poca incidencia en la posibilidad de transformar la esencia misma de las instituciones educativas, porque la realidad cotidiana de los espacios pedagógicos, dista mucho de lo que proponen los procesos de innovación. Se cambian las normas, se reforma el curriculum pero la tradición escolar permanece porque no se establece un auténtico diálogo pedagógico en las escuelas que potencie un cambio en la cultura magisterial de larga duración.

En ese marco, en Guerrero hemos empezado un proceso de formación con las educadoras y los educadores de Educación Preescolar Indígena, a partir de la problematización de los ejes centrales de la llamada Reforma Integral de la Educación Básica y las formas de gestión del conocimiento y de administración que existen en las escuelas, ponderando el papel que juegan en este proceso, las y los  Jefes de Sector, Supervisores y los Asesores Técnicos Pedagógicos (ATP's), particularmente, el desempeño de estos últimos y su incidencia en el mejoramiento de la calidad del servicio que se ofrece en la región: su vinculación con las escuelas, los proyectos y programas que desarrollan, y los resultados que logran las escuelas conforme a los parámetros de evaluación que se exigen en cuanto a la calidad educativa. Lo anterior porque pareciera que muchas de las desventuras del medio indígena están asociadas también a estas cuestiones. La idea es que a partir de un proceso de formación permanente se pueda lograr una auténtica vinculación entre las tareas que desarrollan las Jefaturas de Sector, las Supervisiones y los ATP´s, en la Educación Preescolar del Estado de Guerrero.

 

El contexto de la Educación Preescolar en Guerrero

En Guerrero la Educación Preescolar Indígena abarca 4 regiones (montaña baja, montaña alta, norte y costa chica), en la región Acapulco y En costa Grande se atienden con el Programa a Niños Migrantes y atiende a 38,916 niños de 3 a 5 años 11 meses. Este servicio educativo está organizado en 26 jefaturas y 96 supervisiones escolares con sus respectivos Asesores Técnico Pedagógicos.

Si bien es cierto que en el nivel Preescolar aun se lucha por tener el reconocimiento oficial pleno, lo cierto es que está funcionando: En la región de la Costa Chica se cuenta con 13 jefaturas y 37 supervisiones; en la Montaña Alta existen 13 jefaturas y 51 supervisiones; en la Montaña Baja hay 2 jefaturas y 9 supervisiones y, finalmente, en la Región Norte, funciona 1 jefatura y 3 supervisiones.

Si se considera, por un lado, la improvisación en la que se organiza el subsistema de Educación Preescolar Indígena, y que  no reciben una asesoría formal sobre su función y como desempeñar su tarea los ATP´s, y la compleja tarea que tienen de apoyar a los docentes para que sus practicas influyan en la formación integral de los niños indígenas de la región, para que éstos puedan acceder en mejores condiciones al nivel de educación primaria, el contexto de marginación en la que desarrollan la docencia, y la dimensión de la RIEB conforme a sus ejes centrales, resalta la necesidad de hacer un diagnóstico sobre los procesos de gestión que se instrumentan para desarrollar una educación intercultural bilingüe y las formas de vinculación entre las Jefaturas de Sector, las Supervisiones y los ATP´s. ¿Cómo impacta el trabajo que desarrollan estas tres figuras en las escuelas? ¿Qué es lo que permite vincular sus actividades con el quehacer cotidiano de las escuelas? y ¿Cómo pasar de la relación burocrática a una auténtica relación pedagógica?

No será nada fácil esta tarea, porque el equipo de Asesores de Educación Preescolar Indígena, esta iniciando su proceso de formación como técnicos para adquirir conocimientos sobre la investigación, para  sistematizar la labor del asesor con relación a la necesidades de los docentes y a la reforma del programa de preescolar con el enfoque intercultural bilingüe y la necesidad de diseñar proyectos de investigación que sirva como herramienta para elaborar estrategias didácticas que signifiquen una alternativa pedagógica en los Centros de Educación Preescolar Indígena, para que la tarea pedagógica que desarrollen los maestros tenga como punto de partida la cultura propia de los niños: su cultura, su lengua, sus valores, sus tradiciones, sus conocimientos, su forma de nombrar el mundo, su territorio y la relación de respeto que establece con su medio ambiente, su identidad construida en permanente relación asimétrica con los otros, sus juegos, sus fiestas, y todas sus formas de comprensión del mundo. Los conocimientos previos  de los niños no pueden ser vistos como una barrera para el aprendizaje, sino como un elemento potenciador.

Todo esto implica un cambio en las relaciones pedagógicas que puede ser promovido desde las propias instancias que ahora se ven más como espacios de la burocracia que como espacios para propiciar el diálogo pedagógico, esto es, las Jefaturas de Sector, las Supervisiones y los ATP´s, quienes si en lugar de mediar su relación con los docentes sólo a través de criterios administrativos lo empiezan a partir de compartir la problemática educativa y el diseño de proyectos, entonces, esto puede propiciar una transformación profunda en el subsistema de Educación Preescolar Indígena en Guerrero.

Si en el Nivel de Educación Preescolar Indígena, existen 60 profesoras (es) en las mesas técnicas, 99 supervisores, 26 ATP´s, más los Jefes de Sector, con quienes se puede conformar un equipo de trabajo para facilitar la tarea educativa.

Esta es la idea del proyecto que actualmente desarrollamos con las maestras y maestros de educación preescolar, a partir de la consideración de que para desarrollar las capacidades en los ATP´s, y fortalecer las competencias que le permitan desarrollar proyectos de Investigación, va a incidir de manera decisiva las incorporación de la riqueza cultural y lingüística de los pueblos indígenas en las aulas escolares,  valorando la diversidad cultural y, sobre todo, permitirá diseñar estrategias de enseñanza – aprendizaje profundamente innovadoras, creación de materiales y diseño de metodologías propias acordes al contexto de los niños y de los docentes, porque va a responder a sus necesidades, visualizando las prácticas en concordancia con la aplicación del Programa de Educación Preescolar del 2004, que es el programa vigente, desarrollando las competencias del campo formativo referentes a la exploración y conocimiento del mundo y promoción de la salud, con el enfoque intercultural bilingüe.

La educación intercultural y la Educación Preescolar

  El tema del multiculturalismo, de la diversidad cultural, la ciudadanía cultural, los derechos indígenas, la equidad habrán de definir el pensamiento social de este siglo. Es en ese contexto que nuestra cultura se convierte en el espacio de la mayor relevancia.  Es el espacio desde donde se puede potenciar una especie de rebelión pedagógica y trascender las actitudes burocráticas que todavía prevalecen en el campo de la educación. Sin embargo, esto implica una ruptura con la ortodoxia, porque no podemos aspirar a transformar nuestra educación en los marcos de la teoría pedagógica convencional, porque ésta es parte del problema y no de la solución. 

Tenemos que reinventar la escuela y, con ello, la didáctica y la pedagogía, pero sobre todo, necesitamos revisar todas nuestras maneras de pensar y nuestras concepciones de la vida y el mundo, porque la racionalidad hegemónica desde la que hemos leído nuestros problemas está agotada: no nos está resolviendo nada y no tiene respuestas para los problemas emergentes que tenemos. Las categorías desde las cuales analizamos la educación son reduccionistas y, en muchos casos, obsoletas.

 La racionalidad que nos hizo leer el mundo de manera homogénea partía de un concepto restringido de la realidad y consecuentemente, no nos permitió tener una visión amplia de nuestro presente. En ese sentido, si el presente es un momento que vincula el pasado con el futuro, nosotros nos apropiamos sólo de la idea del tiempo lineal y, con ello, renunciamos a revisar nuestra historia y nuestra experiencia en todos los campos de la vida cotidiana. Nos apropiamos de categorías que en realidad no eran nuestros o, que en el mejor de los casos, nos eran muy lejanos: la idea de progreso, de desarrollo, de crecimiento económico, entre otros. Pensamos que el futuro era infinito y por pensar en el futuro dejamos de resolver los problemas que teníamos en el presente y nos pasaron desapercibidos. 

En esa misma perspectiva creamos una brecha entre nuestro futuro individual y el futuro de nuestra sociedad. De esta forma, como bien dice Boenaventura de Souza Santos: “Nosotros sabemos que nuestro futuro es limitado porque nuestra vida es limitada; por eso, los que podemos, cuidamos nuestra salud, nuestra dieta; cuidamos nuestro futuro porque es limitado. Con la sociedad no pasa lo mismo: no es necesario cuidar del futuro de la sociedad porque es infinito. Lo que tenemos que mirar es el futuro de nuestras sociedades casi como si fuera nuestro futuro personal”

Esta forma de pensar nos impidió ver la realidad que estábamos viviendo y con esa visión reduccionista del mundo organizamos el conocimiento en la escuela: Una visión dual del mundo que es asimétrica y que siempre oculta jerarquías: vivimos en un conocimiento que es por naturaleza –como afirma Boenaventura de Souza Santos-, un conocimiento dicotómico: hombre/mujer, norte/sur, cultura/naturaleza, blanco/negro. Son dicotomías que parecen simétricas, pero sabemos que ocultan diferencias y jerarquías. Esta forma de racionalidad tan restringida nos ha llevado a un laberinto sin salida, porque la idea de la transformación de lo real, no fue acompañada de una idea de la comprensión de lo real.

¿Cómo se puede pensar el norte sin el sur o viceversa? ¿Qué hay en el sur que no depende de la relación con el norte? Esas limitaciones nos llevaron a hacer de la escuela un espacio que dejó fuera la creatividad y el desarrollo de la imaginación propia, que no se pensara por afuera de ese mundo reducido. La trampa mayor para los educadores fue haber reducido la realidad a una sola realidad, y con ello dejamos fuera mucha realidad que estaba presente pero que se nos hacía invisible, pues ya se sabe que el poder tiene la virtud de mostrar unas cosas y ocultar otras.

 La pedagogía intercultural como pedagogía lúdica

La magnitud de la crisis educativa nos hace pensar que necesitamos una pedagogía transgresiva, que nos permita mostrar las realidades ocultas y que hoy son invisibles a la realidad hegemónica del mundo. Romper con esa especie de monocultura del saber implica reconocer otras formas de saber que no son legitimadas por la escuela: las prácticas sociales que están basadas en conocimientos populares, conocimientos indígenas, conocimientos campesinos, conocimientos urbanos, pero que no son evaluados como importantes o rigurosos.

En la perspectiva actual, para la escuela, todas las prácticas sociales que se organizan según este tipo de conocimientos no son creíbles, no existen, no son visibles. En síntesis, la monocultura destruye y provoca la muerte de conocimientos alternativos. En ese sentido, la escuela termina legitimando las diferencias al pretender dar trato igual a desiguales, porque las diferencias son siempre desiguales y con esto “inferioriza” todo aquello que no quede comprendido dentro de sus parámetros. Lo global se vuelve hegemónica y lo local no cuenta, es invisible, descartable, desechable.

Para revertir esta situación, hay que crear una pedagogía por fuera de la ortodoxia, para poder abrir la posibilidad de que la ciencia se convierta en un espacio para intentar un diálogo entre saberes, para saber cuál es el tipo de intervención que el saber produce. Esta forma de organizar el pensamiento en la escuela, implica proponer una especie de descolonización de nuestras mentes para poder producir algo diferente. Por supuesto, esa alternativa solo puede ser viable desde una nueva mirada, capaz de entender que la diversidad del mundo es inagotable. Me parece que ese es el desafío de una educación intercultural, que armonice los saberes y las prácticas, potenciando la inteligencia de los niños sin destruir su diversidad creativa.

Ese sería un principio fundamental para organizar la escuela, porque por lo que hay que aprender es a mirar la diversidad sin relativismo, porque el compromiso de transformar la realidad no admite relativismos. En este proceso de cambio, necesitamos una educación intercultural, lo que invariablemente tendrá consecuencias políticas –y naturalmente teóricas– para crear una nueva concepción de dignidad humana y de conciencia humana. Se Necesita, entonces, hacer una reflexión epistemológica para poder tener un nivel de comprensión del mundo mucho más amplio y acorde con perspectiva global. En la era de la globalización nos hace falta un conocimiento global. Este es el contexto donde nos encontramos hoy y es uno de los grandes desafíos para las nuevas generaciones de educadores.

El Proyecto de Educación Intercultural en el Nivel Preescolar

La forma en que estamos trabajando esta propuesta es a través de un seminario autogestivo de formación permanente sobre la experiencia educativa, en la que participan los asesores técnico pedagógicos de educación Preescolar Indígena, Supervisores, Jefes de zonas de Supervisión y ATP´s de Jefatura y Supervisión, haciendo un total de 150 asistentes, quienes son atendidos en tres sedes: Tlapa, para la región de la Montaña Alta; Chilapa, la Montaña Baja y Ometepec, la región de la Costa-Montaña.

La idea es hacer un diagnóstico prospectivo sobre el impacto que tiene la actividad que desarrollan los Jefes de Sector, Supervisores y ATP´s en las escuelas del nivel Preescolar Indígena en el Estado de Guerrero, a fin de diseñar una propuesta de gestión intercultural que posibilite una vinculación efectiva entre los espacios administrativos y de asesoría técnica con las actividades que se desarrollan en los espacios educativos de este nivel. Por otra parte, se propone hacer el estado del arte de la investigación educativa en el medio indígena de Guerrero.

Los propósitos que nos hemos propuestos son los siguientes:

v  Coadyuvar en la mejora de la práctica docente de las profesoras y los profesores de educación indígena, a través de asesorías técnico pedagógicas, que contribuyan tanto a elevar la calidad de la educación de las niñas y los niños indígenas, como a mejorar el nivel de logro educativo, dentro del marco de la educación intercultural bilingüe.

v  Brindar a los asesores técnico pedagógico un espacio para    aprender con y de la investigación  como herramienta para organizar el trabajo con docentes y el diseño de proyectos didácticos  en el campo formativo exploración y conocimiento del mundo.

Objetivos Específicos:

  • Coadyuvar al fortalecimiento del perfil profesional de los ATP´s y de los maestros asesorados por el programa.
  • Identificar las necesidades y sistematizar sus acciones que respondan a  sus necesidades a manera de diagnostico e identifiquen las funciones especificas de cada agente.
  • vincular  los contenidos del pPEP04 con los conocimientos de la cultura del niño  para lograr conocimientos significativos en el aula.
  • Adquirir conocimientos sobre cómo hacer investigación  sobre la cultura de la comunidad para elaborar proyectos didácticos  de los pueblos originarios.
  • Revisar sus proyectos   didácticos, materiales   y diseñen estrategias en el campo formativo exploración y conocimiento del mundo y promoción de la salud.

Planeación y organización del Diplomado:

La organización de las actividades del seminario para los 60 Asesores Técnicos Pedagógicos, 26 jefes de sector y 96 supervisores de Educación Preescolar Indígena esta estructurado en 4 Sesiones de tres días con una duración de  15 horas por modulo,  la comunicación es  directa y a distancia; cada una de las sesiones tiene una planeación propia en una comunidad diferente en cada uno de los  momentos de las diferentes regiones.

Después de estas 4 sesiones  se recuperarán los trabajos y las experiencias de los ATP’s  para hacer una antología que contenga contenidos de los conocimientos de los pueblos originarios que sean utilizados por los docentes como material didáctico bibliográfico para el  desarrollo del campo formativo exploración y conocimiento del mundo y que a la vez contenga propuestas de los proyectos didácticos.

Este trabajo tendrá la virtud de que, al menos será la expresión de la experiencia de los sujetos que viven los problemas en su vida cotidiana.

  


[1] Profesora-Investigadora de la Unidad 12A, de la Universidad Pedagógica Nacional de Chilpancingo, Gro, Coordinadora de la Licenciatura en Educación. Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Unidad 12A

 Procesos interculturales y gestión educativa en la educación Preescolar indígena del Estado de Guerrero.

  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 Cuerpo Académico: Educación, Interculturalidad y Sociedad

 Chilpancingo, Gro., Noviembre de 2010.

Más Memorias