Jeff Sessions está considerando designar un segundo fiscal para investigar la Fundación Clinton

El fiscal general Jeff Sessions está evaluando la idea de designar un segundo fiscal especial para investigar las preocupaciones de algunos republicanos, incluyendo algunas irregularidades que aseguran cometió la Fundación Clinton y la controversial venta de una empresa de uranio a Rusia. La información fue publicada por el diario The Washington Post.

Según el Post, la posible designación responde a una consulta del presidente del Comité Judicial de la Cámara, Robert W. Goodlatte (R-Va.), al Departamento de Justicia. En julio y luego en septiembre, Goodlatte había pedido a Sessions la designación para investigar las preocupaciones del partido por los eventos que se conocieron durante las elecciones presidenciales de 2016. 

Entre los asuntos que algunos republicanos han pedido indagar están la forma como el FBI investigó el uso de un servidor de correo privado por Hillary Clinton cuando era secretaria de Estado, a la propia Fundación Clinton y las acusaciones de que la demócrata fue parte del acuerdo de venta de uranio a Rusia cuando la agencia de energía nuclear Rosaton compró entre 2009 y 2013 la mayoría de las acciones de la canadiense Uranium One.

Goodlatte también habría pedido, según cuenta el Post, evaluar las filtraciones del exdirector del Buró James Comey sobre sus conversaciones privadas con el presidente Donald Trump.

La solicitud del congresista fue respondida por el fiscal general adjunto, Stephen E. Boyd, quien escribió que Sessions ha "ordenado a fiscales federales evaluar algunos de los asuntos que (Goodlatte) plantea en sus cartas". Aseguran que esos fiscales podrían hacer recomendaciones a Sessions y a su adjunto sobre si alguno de los temas merecen ser investigados, ameritan más recursos o la designación de un consejo especial. 

En los últimos meses, el presidente Donald Trump ha cuestionado la dureza del Departamento de Justicia. Recién a inicios de noviembre, el mandatario se dijo "desilusionado" porque el Departamento de Justiciano investigara a los demócratas y, en particular, a su exrival en la campaña, Hillary Clinton. "Mucha gente está desilusionada con el Departamento de Justicia, incluyéndome a mí", dijo.

Trump además dijo que las cortes son una “broma” y el “hazmerreir” al referirse a los lentos procedimientos legales que pasan los acusados de delitos.

En el pasado Trump también ha expresado su molestia con el jefe del departamento, el fiscal Jeff Sessions, por no haber evitado que se encargara una investigación especial sobre el caso de la supuesta influencia rusa en las elecciones de noviembre de 2016, el llamado ‘Rusiagate’.

Si Sessions –que se cree ofreció la renuncia en mayo– anunciara la designación de un fiscal especial para investigar los temas que solicitaron algunos republicanos, podrían generarse cuestionamientos sobre la independiencia de las investigaciones federales bajo la presidencia de Donald Trump.

Read 22 times
Login to post comments
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…